Verano 2020

HORARIOS
Por la mañana: de 9:00h a 14:00h
Día completo: de 9:00h a 19:00h

AGOSTO

Entre semana:
del 3 al 7  y
del 10 al 14

Fines de semana:
8-9 y 15-16

SETIEMBRE

Entre semana:
31 al 4

Fines de semana:
5-6

Contacta

Campamentos para niñas y niños

¡Nuestros campamentos de verano son diferentes!

 

El campamento va dirigido a niños y niñas que tengan entre 4 y 17 años. No importa el nivel de equitación que tengan, nuestras clases se adaptan según el nivel: iniciación, básico, medio o competición. Si les gustan los caballos este será el lugar ideal para disfrutar del verano.

Tus hijas e hijos se  sumergirán en todo el proceso que implica una actividad ecuestre: limpieza y cuidado de caballos y ponys, alimentación, puesta a punto para las clases y los paseos, clases de equitación. Vivirán una experiencia real, con todas la actividades al aire libre y en contacto con la naturaleza. ¡Una verdadera aventura!

Se organizan paseos diarios a caballos, gymkanas, juegos y clases de entrenamiento. Un completo programa en plena naturaleza está esperando a tus pequeñas y pequeños. ¡A que esperas!

Beneficios

El gran elemento diferenciador de este deporte frente a otras disciplinas es la interacción con el animal, lo que lo convierte en una actividad aún más atractiva. Además, la equitación tiene grandes ventajas sobre el cuerpo para quienes lo practican:

1. La mejora el equilibrio vertical y horizontal.

2. El tronco se mantiene erguido, lo que favorece el control de la postura y ayuda a corregirla.

3. Regula el tono muscular y además, el hecho de que el caballo tenga una temperatura mayor a la del ser humano favorece la circulación sanguínea.

4. Disminuye la espasticidad (músculos contraídos).

5. Al tener que estar alerta ante posibles cambios de ritmo por parte del caballo se favorece la coordinación motriz fina y gruesa, los reflejos y la planificación motora.

7. Mejora la percepción del esquema corporal y favorece la adquisición de lateralidad.

Pero los puntos positivos de la equitación van más allá de lo meramente físico:

1. El estar en contacto con el caballo favorece la confianza, el autocontrol de las emociones y también mejora la autoestima.

2. Mejora la concentración, la capacidad de atención y, por tanto, repercute de forma positiva en la memoria..

3. Que el animal esté bajo nuestro control ayuda a una mejora en la capacidad de atención e inculca sentimientos como el respeto y la responsabilidad.

4. Proporciona nuevos conocimientos.

5. Favorece la ubicación en el espacio y en el tiempo.